El control de calidad del agua es un elemento esencial para la vida y para las actividades económicas, según se recoge en la Carta del Agua del Consejo de Europa en 1968, por ello, forma parte de la mayoría de las políticas europeas y mundiales sobre medio ambiente y  salud.

La  cantidad de agua dulce de la que disponemos en la Tierra es aproximadamente del 0,5% del total del planeta y casi el 90%  se encuentra como agua subterránea, lo que dificulta su explotación. Por ello, el agua de calidad de la que disponemos es muy escasa.

Actualmente, para obtener el agua necesaria, contamos con dos fuentes principales: las aguas superficiales (ríos y embalses) y las aguas subterráneas.

Control de calidad del agua.

El control de la calidad del agua, dada su enorme influencia en la salud, es competencia del Ministerio de Medio Ambiente,  las confederaciones u organismos de cuenca y a las consejerías autonómicas de Medio Ambiente.

Para determinar la aptitud del agua y considerarla idónea para los diferentes usos: consumo humano, baño, vida piscícola, industrias y regadíos se determinan una serie de parámetros de calidad que deben ser superados en un determinado periodo de tiempo.

Pero además de controlar la calidad del agua potable, es igualmente importante el saneamiento y la depuración de aguas negras.

La canalización de los desechos por medios adecuados y su  tratamiento en estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) como primera medida para prevenir las enfermedades de transmisión hídrica.

control de calidad del agua

La contaminación que puede sufrir el agua por vertidos puede ser de varios tipos:

  • Contaminación biológica, producidos por microorganismos: virus, bacterias y protozoos y que producen cuatro tipos de enfermedades de transmisión: las transmitidas a través del agua, las relacionadas con la higiene y el agua, las producidas por contacto con el agua y las transmitidas por vectores de hábitat acuático. Las características de los microorganismos que contaminan el agua son:

­ Bacterias: las que se detectan con mayor frecuencia, y entre otras se incluyen: Salmonella (fiebre tifoidea y paratifoidea; gastroenteritis), Campylobacter (diarrea pediátrica), Shigella (disentería bacteriana), Vibrio cholerae (cólera), Escherichia coli (diarreas) y Yersinia enterocolitica (yersiniosis).

­ Protozoos. Existen dos patógenos intestinales, Giardia y Cryptosporidium, que se encuentran con relativa frecuencia y cuya peligrosidad radica, en que sus quistes son muy resistentes en el tiempo y difíciles de eliminar de las aguas residuales por tratamientos convencionales, resistiendo en algunos casos incluso la cloración realizada en las estaciones potabilizadoras.

­ Virus: su presencia en el agua es cada vez más frecuente y los más que son transmitidos con más frecuencia por el agua son los adenovirus, enterovirus, virus de la hepatitis A, virus Norwalk y rotavirus.

  • Contaminación química, producida por el vertido de sustancias que produce la alteración o deterioro de las características naturales del agua y que la inutilizan para su consumo.
  • Contaminación por algas y sus toxinas: cada vez es más frecuente, presenta dos épocas de mayor incidencia: la primavera y el verano. Tiene un bajo riesgo directo para la salud.

Dada la importancia que el agua tiene para la vida, tanto en su origen como en su preservación, debemos tomar conciencia de la necesidad de preservar su pureza.

Tenemos que dejar de escudarnos en medidas de tratamiento en gran escala, es importante cada uno actúe en la medida de sus posibilidades.

El agua es un bien escaso que debemos conservar y preservar, desterremos viejas costumbres y quizá sería bueno empezar con nuestro pequeños transmitiéndoles normas sobre buenos usos desde casa.

Una buena educación podría evitar las grandes inversiones y medidas extraordinarias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies